Conservación y descongelación de leche materna

La leche materna es muy valiosa. Sigue estas directrices y consejos para conservar y descongelar tu leche materna, que te permitirán mantener todos los nutrientes importantes y minimizar el riesgo de contaminación bacteriana.
Directrices

Pautas para conservar y descongelar la leche materna

¿Cuánto tiempo dura la leche materna en el frigorífico? ¿Y la leche congelada o a temperatura ambiente? Medela recomienda seguir estas directrices para conservar la leche materna.

Consejos

Consejos para conservar o descongelar leche materna

  • Si te extraes pequeñas cantidades de leche materna varias veces al día, mezcla porciones de leche diferentes solo si todas las porciones se han refrigerado bien en el frigorífico. No añadas nunca leche recién extraída a leche ya enfriada.
     
  • No guardes la leche materna en la puerta del frigorífico, sino en la parte más fría: la zona trasera del estante de encima del compartimento de las verduras.
     
  • Para congelar leche materna, puedes usar biberones para leche materna o bolsas Pump & Save. No llenes los biberones ni las bolsas más de tres cuartos de su capacidad, ya que la leche se expandirá al congelarse.
     
  • Pon una etiqueta con la fecha de extracción en los biberones o las bolsas Pump & Save.
     
  • Nunca descongeles ni calientes la leche materna congelada en el microondas ni en agua hirviendo. De este modo, evitas la pérdida de vitaminas y minerales, además de posibles quemaduras para el bebé.
     
  • Para conservar los componentes de la leche materna, lo mejor es descongelarla en el frigorífico durante la noche. También puedes poner el biberón o la bolsa bajo agua templada (37 °C como máximo).
     
  • Mueve suavemente el biberón o la bolsa Pump & Save para mezclar la grasa que se haya separado. No agites ni revuelvas la leche.

     
Productos útiles
Productos útiles
Más información
Más información

Composición de la leche materna

Leer más

Alimentación del bebé con leche materna extraída

Leer más